viernes, mayo 15, 2009

El Pinocho de verdad



- Hola, Pinocho. Hacía tiempo que no te veía. ¿Te gusta la fiesta?
-No. No me lo estoy pasando nada bien. Nunca me lo paso bien en esta celebración.
-¿Por qué vienes cada año, entonces?
- Porque, tarde o temprano, esa hada azul que me convirtió en un niño de verdad va a asomar las narices en una de estas fiestas, y entonces le dejaré su culo violeta más rojo que un tomate.
-¿Por qué? Creía que tú querías ser un niño de verdad.
-Claro que sí. Pero ¿Cómo iba a saber que sería niño para siempre? Esa zorra lo interpretó demasiado literalmente. Tengo más de tres siglos y todavía no he pasado por la pubertad. Quiero crecer, que me bajen las pelotas y quiero poder follar.

Bill Willigham y Lan Medina - "Fábulas. Leyendas en el exilio"

Ilustración: Eddie H


Cositas que me gustan:

"Eres como el interior

de una nave espacial abandonada,
brillas por fuera, por dentro nada."



1 comentario:

  1. Anónimo7:50 p. m.

    jaja la historia es tremenda, me ha encantao

    ResponderEliminar

Expulsa tu comentario aquí: